Una Guia para Cuidadores

Printer-friendly version

“Cuidar de uno mismo es fundamental si cuidas de un ser querido,” dijo una hija que cuida de su madre. Aunque es muy fácil decirlo, la aceptación e integración de este consejo puede ser mucho más difícil. Muchos cuidadores no tienen el tiempo para pensar en más que las tareas que les esperan cada mañana y se olvidan de incluir tiempo para sí mismos en la lista de cosas que necesitan hacer durante el día.

Los estudios indican claramente que el papel de cuidar perjudica la salud del individuo. Alrededor del 60% de los cuidadores muestran síntomas de depresión clínica. Los cuidadores toman más medicamentos, incluyendo los que tratan la ansiedad y la depresión, que otras personas de su edad.

Muchos cuidadores rechazan apoyo ofrecido o no lo piden de los demás, y esta renuencia les impide obtener descansos regulares y ayuda en casa. Aún para los cuidadores que reconocen la importancia de cuidarse a sí mismos, puede resultar desafiante ponerlo en práctica. ¿Por qué es tan difícil hacerlo, y cómo se hace?

La Culpabilidad
Muchos cuidadores se sienten culpables cuando no están con su ser querido porque algo malo podría ocurrir mientras tanto y no estarían allí o porque están fuera de casa pasándolo bien. Es imprescindible recordar que el pensar en sí mismo y sus propias necesidades no es un acto egoísta. Los sentimientos de frustración y enojo son una parte normal del papel de cuidar y no deberían causar más culpa.

Aceptando Ayuda
Cuando amigos o familiares preguntan, “¿Hay algo que puedo hacer?”, solamente hay una respuesta - ¡sí! “Si, necesito alguien que se quede aquí para que yo puedo salir, necesito ayuda con la compra, necesito asistencia con el mantenimiento de casa.” Igualmente importante es decir “no” a actividades o peticiones que son demasiado agotadoras como ser la anfitriona para toda la familia durante la navidad.

Cuidando la Salud Física
La falta de sueño es una de las causas principales del estrés y enfermedades para cuidadores. El agotamiento físico causa irritabilidad e ira y esto luego produce sentimientos de culpa. El ejercicio regular es tan importante como ocho horas de sueño diarias, porque sirve como un descanso, combate la depresión, y ayuda a mantener el peso. Visitar al médico con regularidad es también esencial para la buena salud del cuidador.

Cuidando la Salud Emocional
La tristeza y el estrés son dos emociones que muchas veces acompañan al papel de cuidar. Es muy importante que los cuidadores tengan personas cercanas en quien puedan confiar y hablar sobre las dificultades que surgen. Los grupos de apoyo sirven como una fuente de comprensión y conexión para cuidadores. Para los que necesitan apoyo individualizado o más intensivo, la terapia sería beneficiosa. Si desea información sobre grupos de apoyo o terapeutas en su área, llame a Family Caregiver Alliance (800) 445-8106.

Copyright © 2001, Family Caregiver Alliance. All rights reserved.

Sponsors & Special Events